Julius Popper - Julius Popper

8 Comentarios
Artista/Grupo:
Album
Julius Popper

Año:
2009



Rating
4
Por Juan Ignacio Cornejo K

Una banda como pocas. Esa es la mejor forma de definir Julius Popper. ¿Quiénes son los Julius Popper? Es una buena pregunta, y que éste, su primer largaduración, va a contestar de manera rotunda. Julius Popper? es un combo musical único, ultra variado, con inclinación al blues, guiños a las tradicionales orquestas de rockabilly, con harto swing, e innegables revelaciones de rock and roll. No es fácil encasillarlos en un estilo en particular, porque justamente uno de los mayores encantos de este sexteto penquista radica en sus innumerables rostros.

 

No todo lo que sale de la “capital del rock” tiene su raíz en Londres o Liverpool. Julius Popper se atreve a chilenizar sonidos que hemos visto en películas, oído en discos llenos de polvo, e imaginado tarde, mal y nunca. Referentes nacionales cuesta encontrarles; quizás, en Latinoamérica, Memphis la Blusera podría dar algunas pistas del sonido de los Popper, pero sería injusto por ambos lados.

 

Acá hay excelentes canciones, como la danzarina apertura de “Lobito”, y la muscular “Genobeba” (y replican lo que hacen en vivo: divertir, y, porqué no, divertirse. Parece simple, pero por alguna razón, nadie lo hace).

 

Tratar el debut de Julius de “un álbum de blues” sería un exceso. Pero no parece fácil encerrar al grupo en una sola forma musical. Tocan con libertad e irreverencia, haciendo su camino simplemente con la fuerza de sus pisadas. De ahí el encanto de la fílmica “Que la maten ya”, inesperada, pero que te vuela la cabeza. “La Innombrable”, un desborde de sensualidad y vicio, suena limpia, redonda; bien puede ser una parodia, pero termina posicionándose como una de las joyas del disco.

 

Contamos también con “Hucke”, más cadenciosa, en donde incluso una frase como “mi cuchi cuchi espacial” suena bien. “Srta. Moxichichilina” es una investigación en curso, tan simplificada en su ofrecimiento. La voz de Alejandro Venegas es peculiar, y es parte del sello del grupo, que se apoya en una interesante base rítmica y ajustados pianos y teclados a cargo de Mauricio Santos.

 

“JJ”, el último de los temas buenamente concebidos, es un acercamiento al rock clásico, bien setentero, de mucho feeling e intuición, que concluye tan arriba como comenzó. El cierre de verdad viene con “Tetitas”, en la forma más primitiva y contagiosa del sonido del conjunto.

 

No, no es un álbum de blues. Tampoco de rocanrol. Mucho menos de “rock de Conce”, para aquellos que se queden en la etiqueta de Los Bunkers, Santos Dumont o Los Tres. Julius Popper se la juega por alcanzar los logros de sus coterráneos, pero con un sonido propio que es muy difícil de imitar. Y no es que sean “la mejor banda” de ningún lado; es simplemente que su propuesta no tiene ni contendores ni símiles en Chile. Por eso, por salirse de la regla, este es un disco de primera, absolutamente refrescante, y recomendado. El optimismo del sur en su expresión más maciza en varios años.

8 Comentarios en “Julius Popper”

  1. Anonimo iv Dice:

    Wena banda

  2. celtaustralis Dice:

    bonito nombre el del mayor genocida que vio chile.

  3. Cámbiense el nombre idiotas, quizás prefieran llamarse “Augusto Pinochet”.

  4. y que importa el nombre, siempre y cuando la música sea buena, o por ej no hubieran apoyado a los bunkers con su nombre original que era la Paul Shaffer band

  5. Suenan muy bien, me han gustado mucho sus canciones… pero me he rehusado a compartirlos en facebook sólo por el nombre… y me pregunto ¿por qué aludieron a un genocida?

  6. JULIUS POPPER?:
    En los comienzos de esta agrupación, su vocalista Alejandro Venegas, tuvo un importante acercamiento a la literatura, herramienta que utilizó para perfeccionar sus composiciones. En este andar encontró un interesante libro llamado “El Corazón a Contraluz” del reconocido escritor y músico Patricio Manss. Este libro cuenta la historia de amor entre Julius Popper (o Julio Popper), explorador Rumano y Drimys Winteri, una bella indígena del pueblo Selk’nam.
    De aquí nace el nombre de esta importante banda penquista, que mezcla en sus letras y música, la ficción y la realidad. Del mismo modo que se mezcla la vida de ficción del Rumano con quien era de verdad.
    Justamente esta pregunta es la que da forma al nombre de su primer disco, “Julius Popper?”

  7. Podría haber leído algo de historia en su “importante acercamiento a la literatura” o simplemente haber googleado el nombre antes de ponerle así a su banda. Ahora solo es excusa y pésima elección. Mas allá de la música claramente importa el nombre del grupo, de no ser así para que lo tienen?

    Saludos

  8. De la ignorancia muchos son hijos, ejemplo de ello me lo confirman estos comentarios… Venegas conoce muy bien quien fue Popper. Lean el libro amigos y entenderán el concepto. Lo digo con propiedad sé de historia y me comí el libro del genio Manns, quien retrata a este aventurero (Popper) como la contradicción misma, la mirada dicotómica es la base del escrito. De Popper podríamos decir que es un hombre que cabalga entre dos mundos como diría Sergio Villalobos…
    Esto no es una defensa al genocida Julius Popper, sino que a la elección del nombre que hace esta magnífica banda. GRANDE JULIUS…

Deja tu Comentario en 2120.cl

Recomendados


  • No hay contenidos relacionados